sábado, 5 de mayo de 2012

Pensando que...







(Aclaración: éste no es un poema como los habituales, fue saliendo como salió, y bueno... así quedó)

No te llevaste con vos el mal trago... se quedó acá conmigo,
algo que se atravesó en mi garganta y no se va.
No te llevaste las cosas que gritan tu nombre,
aquella esquina, aquel café, los negocios del centro
las calles por las que caminamos.
Algo así como la "fruta amarga" de Manzi,
o el poema veinte de Neruda,
y las canciones de Drexler...
Qué hago con todo lo que dejaste,
que no me deja respirar?
Y nunca fuimos a Uruguay...
y las cosas que te quería regalar... ?
y tu cumpleaños... y el mío... ?
y tu nombre? qué hago cada vez que alguien se llama así?
si al menos tu nombre fuese poco común...
qué hago con tu letra en mi cuaderno?
con la canción que escribí para que le pusieras música?
y tus ojos? y tu barba? y tu voz?
Es que no me lloran sólo los ojos,
me llora todo el cuerpo,
me llora el recuerdo que se rompió,
las cosas que no fueron,
los momentos que no pasaron,
y lo que alguna vez
... pasó.

12 comentarios:

  1. Definitivamente me saco el sombrero. Me encantó el poema y me sentí muy identificada con todo lo que nombraste...
    ¿ Qué tendremos que hacer para que de una vez por todas no sólo dejen de llorar nuestros ojos sino también, nuestro corazón?

    Besos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola N, muchas gracias, lamento que te sientas identificada... un bajón estas cosas.
      Qué habrá que hacer? no sé. Una amiga me dijo que tendría que dejar de escribir porque fomento la "depresión". Habrá que ir buscando alternativas.
      Besos

      Eliminar
  2. Siempre hay cosas que nos recuerdan a alguien. La calle por donde caminaban juntos. El bar donde apuraron un café o quizá una cerveza. El cine donde rieron juntos viendo una película. Su perfume que pasará a tu lado como una estela etérea aunque volando sobre otra piel. Sus ojos, su boca, su pecho, enmarcados en otro rostro o en otro cuerpo. Y algún día, sin quererlo, pronunciarás su nombre dirigiéndote a otra persona. Son etapas que deberás ir superando, una a una, para liberarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si siempre, no sé si él recuerda algo bueno de mí por ejemplo.
      Pero la puta tengo que parar de llorar!!! me pasa a buscar mi papá en 5 minutos y no quiero que me vea así, no quiero!
      Besos

      Eliminar
  3. Hola Ana! En primer lugar decirte que animo! Todo pasa, ya verás. Te lo digo y así de paso igual me lo creo porque yo también estoy pasando por algo similar.
    Yo me aferro al "no hay mal que cien años dure".
    Tienes un blog muy bonito, te sigo y volveré.
    Un abrazo fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica, bienvenida! gracias, ánimos para vos también entonces! esperemos que dure mucho menos que cien...
      otro abrazo para vos!

      Eliminar
  4. nena!!!tenes que ponerte mejor,me encanto el poema,pero yo te retruco con esto:
    www.youtube.com/watch?v=UlRl5ieeaG4
    besote y mucha fuerza...sabes q para lo que quieras estoy!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el tema monita! besote :)

      Eliminar
  5. Me leo a mí misma hace más de un año, y bien sabés que de todo se sale reina!!!

    Adelante!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me ENCANTÓ el poema. MUCHO MUCHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro nenu, que lindo que te guste. Te mando un besote

      Eliminar